Alertan sobre efectos del cambio climático para biodiversidad

Expertos del Corredor Biológico del Caribe (CBC), iniciativa de República Dominicana, Haití y Cuba, instaron en esta urbe a conocer y mitigar los efectos del cambio climático, por medio de estudios, formación de capacidades, reforestación y proyectos comunitarios.

Nicasio Viña, Director de la Secretaría Ejecutiva del CBC, dijo que  huracanes de gran intensidad y sequías prolongadas son algunas de las consecuencias que amenazan la región, una de primeras siete con más altos niveles de reptiles, aves, anfibios y plantas endémicas del mundo.

Ante las pocas investigaciones en torno al impacto del cambio climático en la biodiversidad del área, esa iniciativa promueve, de conjunto con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, la realización de monitoreos en los hábitats de las especies endémicas, incluidas las áreas protegidas, como primer paso para garantizar su conservación. 

Viña refirió  la experiencia a partir del anillamiento de aves en la Reserva Ecológica Siboney Juticí, en Santiago de Cuba, que aporta datos al CBC para posteriores evaluaciones en esa importante zona sobre la influencia de los cambios climáticos, así como la fenología de la migración, y el valor de las rutas migratorias.

El trabajo de ese grupo demostró, tras el impacto del huracán Sandy, en 2012, que los hábitats más vulnerables ante esos fenómenos son los que han sido violentados por el hombre, subrayó el especialista.

Conservar el medio ambiente no significa frenar el desarrollo, sino lograr un equilibrio, pues este es como una casa de ladrillos, que si el hombre quita uno a uno se destruye, concluyó el también Profesor Titular de la Universidad de Oriente.

En fase de consolidación y crecimiento  a ocho años de su creación, el CBC se reconoce como ejemplo de cooperación Sur Sur para combatir el hambre y la pobreza y alcanzar el desarrollo sostenible de la región, ya que esos males ejercen una fuerte presión sobre el uso adecuado de los recursos naturales.

El plan de desarrollo de 2016 a 2020  de la iniciativa para el Caribe insular se propone continuar investigaciones sobre el cambio climático y expandirse a los ecosistemas marinos, así como la incorporación de Puerto Rico a los tres países fundadores.  

Una protección perfecta es prácticamente imposible, pero debe diseñarse sobre la base de un riesgo o compromiso estadístico o de probabilidad.

Es por ello, sugirió, que es necesario colocar un Sistema de Pararrayos que derive la intensidad del Rayo al Sistema de Tierra y que cumpla la normativa aprobada.    

Fuete: AIN

citmaCopyright 2015 © MEDIOAMBIENTE.CU.

    Ultima Actualización: Miércoles 15 Noviembre 2017.