NO ES POSIBLE MAS CONTAMINACION AMBIENTAL

Les comento que en el entorno ambiental la noticia más favorable de estos días es la firma del acuerdo de París sobre el clima que realizaron representantes de 175 países en la Organización de Naciones Unidas, después de cuatro meses de efectuada la conferencia internacional sobre cambió climático en la capital de Francia.

Allí en Nueva York la rúbrica de este documento estuvo impactante con solemne ceremonia a la que asistieron 60 jefes de Estado, entre ellos el francés Francois Hollande, el viceprimer ministro de China Zhang Gaoli, Justin Trudeau primer mininistro de Canadá, el presidente Juan Manuel Santos de Colombia y el anterior secretario de Estado norteamericano John Kerry entre otros dignatarios, quiénes en ese momento valoraron la firma del texto firmado después de múltiples adiciones, erradicaciones y variaciones para el acuerdo final donde se precisa mantener por debajo de dos grados centígrados la temperatura global del planeta tierra.

Sin embargo aún no está todo completo en esa decisión de las partes con su rúbrica, pues se requiere el  proceso de firmas hasta abril de este año y  la ratificación en funciones de reglas nacionales que incluye votación parlamentaria, junto con la ratificación por 55 países que representen el 55 por ciento de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero contaminantes del medio ambiente para que entre en vigencia finalmente el acuerdo de París establecido a finales del año 2016 para lograr, por tanto respirar aliviados de que es posible evitar una venidera catástrofe por el aumento de impactos del cambio climático.

No obstante, se requiere mantener las debidas observaciones y aplicaciones que favorezcan lograr  un clima verdaderamente limpio de contaminaciones si realmente se utilizan las energías renovables y dejar las tradicionales conocidas.

Por ejemplo China anunció recientemente la suspensión de todos los proyectos destinados a edificar centrales eléctricas a partir del carbón, decisión que posibilita disminuir la contaminación del ambiente con gas dióxido de carbono (CO2) que deberían igualmente realizar otros países con   infraestructuras industriales a partir de combustibles fósiles perjudiciales al ambiente.

Realmente es preciso destacar que con este acuerdo de París los gobiernos de los países deben finalizar  subvenciones para energías fósiles, controlar las emisiones industriales, utilizar energías renovables, vehículos automotores sin emisiones contaminantes, evitar la deforestación y aplicar sistemáticamente los conocimientos científico técnicos en producciones agrícolas.

Si estos aspectos se logran entonces alcanzaremos la aspiración de no sobrepasar, incluso disminuir, el dos por ciento de la temperatura global del ambiente.

Y sin dudas que los países con mayores posibilidades económicas están convocados a la ayuda de naciones en vías de desarrollo para enfrentar el cambio climático, allí las inversiones son imprescindibles para de una vez y por todas eliminar los riesgos que representan las contaminaciones atmosféricas.

Muchos en este mundo piensan que se puede continuar así y que no son tan preocupantes las advertencias de científicos, agrónomos, meteorólogos, ambientalistas, geógrafos, historiadores e investigadores científicos que generalmente observan y demuestran el incremento mundial de impactos procedentes de irregularidades climáticas en sus variadas formas cada vez más fuertes y prolongadas.

Las poblaciones actualmente sufren esas adversidades que incluyen desapariciones físicas, amplias pérdidas materiales y económicas en diversas regiones, debido a que el área atmosférica aumenta su nivel de contaminación y la libre respiración es menor gradualmente. En esto debe pensarse y reflexionarse. El acuerdo de París supone un punto final. No es posible más contaminación ambiental.


Fuente: Lorenzo Oquendo Radio Habana-Cuba

citmaCopyright 2015 © MEDIOAMBIENTE.CU.

    Ultima Actualización: Miércoles 15 Noviembre 2017.