Implementan paradigma de actuación para la conservación de los recursos naturales

En el extremo oriental del Ecosistema Sabana-Camagüey se desarrolla un proyecto con el concurso del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial.
 
En Cuba están creadas las bases políticas, institucionales y legislativas para la implementación del Manejo Integrado Costero (MIC), proceso que se reconoce como un paradigma para avanzar hacia el desarrollo sostenible, expresó a JR la Doctora en Ciencias Mayra Emeria González Díaz, del Centro de Investigaciones de Medio Ambiente de Camagüey.

Definido como un proceso continuo y dinámico dirigido a conservar la biodiversidad de los ecosistemas costeros y a mejorar la calidad de vida de las comunidades humanas, el MIC resulta relevante en el contexto actual, cuando se potencian los esfuerzos para la adaptación al cambio climático y la prevención ante eventos hidrometeorológicos severos.

La investigadora comentó que en el extremo oriental del Ecosistema Sabana-Camagüey, específicamente en el municipio de Nuevitas, se desarrolla un proyecto de MIC, con el concurso del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés).

Con la experiencia de ocho años de trabajo, se establecieron allí compromisos que deben asumir a corto plazo los actores sociales del territorio, para accionar sobre los problemas identificados durante la etapa de diagnóstico de la situación existente en la zona costera.

En el municipio, de interés prioritario para el país por su gran diversidad de biota marina y terrestre, el proyecto tiene los objetivos de eliminar y reducir los conflictos de intereses e interferencias entre las principales actividades económicas —turismo, pesca e industria geominera— y la conservación y uso sostenible de los recursos naturales.

También se propone acometer la solución gradual de los problemas ambientales; elevar la calidad de vida de las comunidades que dependen de los recursos costeros, y proteger la productividad y diversidad biológica de los ecosistemas.

La labor en Nuevitas ha permitido sistematizar los componentes del manejo costero y sus objetivos, así como analizar el contexto institucional y legislativo en el que se desarrolla y la política para su implementación en Cuba.

El MIC se reconoce en el mundo como un proceso relativamente nuevo de gobernanza que se expande de forma acelerada y constituye una herramienta para la planificación y administración de la zonas costeras, al incluir con visión sistémica el manejo integrado de aspectos ecológicos, tecnológicos, socioeconómicos, legislativos y políticos.

Fuente: Juventud Rebelde

citmaCopyright 2015 © MEDIOAMBIENTE.CU.

    Ultima Actualización: Miércoles 15 Noviembre 2017.