La cuenca del río Zaza «se despoja» de sus males

Para el 2017, la reducción de la carga contaminante de la cuenca del río Zaza, una de las más importantes de Cuba, podrá llegar hasta un diez por ciento, gracias a la construcción de plantas de tratamiento de residuales líquidos.

Según declaraciones de Néstor Álvarez Cruz, jefe de la Unidad de Medio Ambiente, perteneciente al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma) en Sancti Spíritus, hasta la fecha la carga contaminante disminuía cada año entre uno y dos por ciento.

Dicho ritmo aumentará con la edificación de las plantas en el hospital general Camilo Cienfuegos, ubicado en la cabecera provincial, y la refinería Sergio Soto, en el municipio de Cabaiguán.

Explicó el especialista que en este último centro, único en el país donde se procesa el crudo cubano, se independizaron las aguas residuales de las pluviales para evitar que colapsara la trampa, y se asfaltaron las áreas. Actualmente, agregó, se construyen y montan los decantadores de la nueva planta de tratamiento.

Por su parte, en el principal centro asistencial de Sancti Spíritus se prevé concluir en el último trimestre de este año los estudios de factibilidad.

De acuerdo con un informe presentado en el más reciente Consejo de la Administración Provincial, el territorio cuenta con un plan de inversiones hasta el 2020 para la erradicación de fuentes contaminantes de residuales líquidos que afectan, fundamentalmente, a la cuenca Zaza, la cual abarca más de 2 400 kilómetros cuadrados.

Fuente: Lisandra Gómez Guerra (Juventud Rebelde)

citmaCopyright 2015 © MEDIOAMBIENTE.CU.

    Ultima Actualización: Miércoles 15 Noviembre 2017.