Más aporte de la ciencia

Resumió Miguel Díaz–Canel Bermúdez, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, el balance anual del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente

La necesidad de convertir a la investigación científica en parte esencial de las fuerzas productivas con resultados tangibles en el desarrollo económico y social de la nación fue resaltada por Miguel Díaz-Canel Bermúdez, primer vice­presidente de los Consejos de Estado y de Minis­tros, al resumir el balance del trabajo del Minis­terio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), correspondiente al 2015.

El también miembro del Buró Político subrayó la importancia de rescatar los principios fundacionales de los polos científicos y seguir fortaleciendo en particular el de Humanidades, to­mando en cuenta que las ciencias sociales están convocadas a ejercer un papel vital en los nuevos escenarios que enfrenta el país, cuando por métodos más sutiles aumenta la subversión ideo­lógica y se pretende el desmontaje de la Re­volución.

Indicó que la construcción del socialismo próspero y sostenible al que aspiramos necesita mucho del aumento de los aportes de la ciencia y de la innovación, principal reto que tiene por delante el sector, donde una de las prioridades es el incremento de las exportaciones de productos y servicios, y la diversificación de los mercados.

Díaz-Canel enfatizó que la celebración este año del 90 cumpleaños de Fidel es una motivación especial para trabajar con más eficiencia y creatividad en la búsqueda de respuestas a los problemas acumulados, e impulsar la ciencia, la tecnología y la innovación en todas sus aristas.

Abogó asimismo por el diálogo con los científicos y los centros de investigación, prestar atención a los jóvenes, no dejar espacio al de­saliento por las limitaciones de recursos, y socializar las mejores experiencias en la aplicación de los resultados, tomando en cuenta que las diversas formas de gestión existentes hoy en Cuba demandan, por ejemplo, que los conocimientos científicos se apliquen hasta en la más pequeña parcela cultivable.

Durante los debates salieron a relucir un grupo de problemas que afectan hoy el desempeño de esta esfera, como son la salida de fuerza calificada y no calificada hacia ramas mejor re­muneradas, dificultades en la introducción efectiva de los resultados, y las no adecuadas condiciones de infraestructura que entorpecen el desarrollo y cumplimiento de las misiones de trabajo en distintas instituciones.

Igualmente aún es limitada la formulación de demandas de ciencia, tecnología e innovación de forma planificada y con soporte en los presupuestos de los gobiernos locales para financiar proyectos a las entidades, y todavía no se logra medir en la dimensión requerida el impacto de la ciencia en el bienestar de la población y en el crecimiento del Producto Interno Bruto.

Elba Rosa Pérez Montoya, titular del Citma, informó que entre las prioridades para el 2016 aparece la de revitalizar el sistema de ciencia, tecnología e innovación a través de medidas dirigidas a incentivar el desarrollo de tales actividades, garantizar el financiamiento de programas y proyectos, priorizar el contacto con los científicos, en particular los jóvenes, asegurando la renovación generacional y minimizando el éxodo de personal, y la estrategia de desarrollo de las nanociencias y la nanotecnología.

También figura la atención a la Academia de Ciencias de Cuba y a las sociedades científicas, así como la implementación de las directivas para el enfrentamiento al cambio climático, y el monitoreo de la situación higiénica sanitaria.

Al balance asistieron, además, el Coman­dante de la Revolución Guillermo García Frías, Olga Lidia Tapia, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido, el Comandante del Ejército Rebelde Julio Camacho Aguilera y otros invitados.

Fuente: Granma

citmaCopyright 2015 © MEDIOAMBIENTE.CU.

    Ultima Actualización: Miércoles 15 Noviembre 2017.